Escrito por Tendenzias

Cliffs of Moher, los acantilados irlandeses

cliff

Los Cliffs of Moher forman parte de la típica postal de un viaje por Irlanda. No es de extrañar que sea la atracción turística más visitada de la Isla Esmeralda muy por detrás de la Factoría Guinnes. Lo curioso es que muchos se cuestionan qué de interesante tiene ver unos acantilados. La respuesta no se hace esperar: es un paisaje que refleja bien lo que es Irlanda y el paisaje es francamente impresionante.

Hay dos formas de visitar los Acantilados de Moher:
1) Por medio de una excursión organizada: Desde Dublín, Cork o Galway podemos comprar alguna de las excursiones organizadas que viajan a ver los Acantilados. El precio desde Dublín suele rondar los 70 euros por un día o existe la opción de hacerlo en dos días con noche en un hostal o B&B. El inconveniente de estas excursiones es el poco tiempo que tienes para ver los Acantilados. Te dejan una hora y media para verlos y la extensión total ronda los 10 kilómetros de ruta por los acantilados. Esto quiere decir, que sólo puedes moverte en esa hora y media por las instalaciones oficiales que son unos 600 metros y que incluyen un mirador y un centro de visitantes.

danger


2) Freelance:
La opción de viajar de forma independiente es una de las mejores opciones si queremos descubrir a fondo esta maravilla natural. Desde Dublin o Galway tomamos el bus hasta Doolin y reservamos noche en alguno de los hostales o B&B de esta pequeña localidad. El siguiente paso es iniciar la ruta hacia los acantilados por la ruta de senderismo Burren Way. La ruta tiene dos direcciones: una hacia los acantilados y otra que se acerca al Parque Nacional The Burren, nosotros nos situamos casi en medio de la ruta e iniciamos camino desde Doolin hasta los Acantilados. Lo ideal es seguir la ruta que bordea los acantilados y que se acerca totalmente al borde con tramos algo peligrosos, no recomendable en días de mucho viento. Andamos recorriendo la costa de Acantilados hasta llegar al centro de visitantes de Cliff of Moher. Desde aquí podemos iniciar camino hasta la última torre que se avista (recorrido de 2 kilómetros). La duración media desde Doolin al centro de visitantes es de 3 horas, pero es la única forma de descubrir realmente cómo son los famosos acantilados.

M. Palomares
Fotos: Flickr

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos