Escrito por

Conociendo Túnez

tunez-1.jpg

Túnez está situada al norte de la costa mediterránea africana, siendo el país más pequeño ubicado cerca de la cordillera montañosa del Atlas.

El 40% de esta nación es compuesta por el desierto del Sahara, mientras que el resto es suelo fértil y perfecto para la agricultura, además, tiene 1.300 km de costa.

A una hora, al sur de Túnez capital,  se extienden sobre la bahía de Hammamet los balnearios Nabeul, Hammamet y Puerto El Kantaoui.

Los dos primeros concentran la mayor parte de los turistas; sus playas de blancas arenas bañadas por las verdes aguas del Mediterráneo invitan a permanecer sumergidos la mayor parte del día evitando el tórrido calor del verano. Windsurf, jet-ski, parasailing… los amantes de los deportes acuáticos de parabienes.

Al atardecer, tomar el tradicional té de menta en alguno de los bares con terrazas sobre la rambla, mientras se disfruta de la puesta del sol y del espectáculo que presenta algún turista tratando de montar un camello en plena playa. Los que gustan de la vida nocturna no se irán decepcionados, hay pubs y “discos” por doquier;  para tener en cuenta, Playboy en Hammamet.


Hay una  lista interesante de los lugares interesantes de Túnez : desde los poblados de la edad de piedra, cerca del oasis de Kebili, hasta los escenarios en donde se rodó parte de La guerra de las galaxias (en Matmata), sus paisajes, exuberantes o lunares, han visto más acción que todos los países de África juntos.
Después de viajar unos días, cualquiera estará de acuerdo en que dejar volar la imaginación en las famosas ruinas romanas de Cartago y El-Jem es casi como sumergirse en la Eneida de Virgilio.

tunez4.jpg

Ya sea la mezcla cultural franco-árabe de la capital o la inabarcable extensión del Sahara, lo que se encuentra en Túnez impresiona. Al fin y al cabo, tres mil años de historia convencen a cualquier visitante

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos