Consejos para escoger una buena mochila de viaje

Si estás pensando en emprender un viaje pero quieres hacerlo más ligero, con una buena sensación de libertad, plantéate la opción de dejar la maleta en casa y viajar con mochil. Podrás conocer nuevos lugares con más comodidad, adentrarte en culturas distintas, ampliar tus horizontes y disfrutar al máximo. En este artículo vamos a compartiros […]

Si estás pensando en emprender un viaje pero quieres hacerlo más ligero, con una buena sensación de libertad, plantéate la opción de dejar la maleta en casa y viajar con mochil. Podrás conocer nuevos lugares con más comodidad, adentrarte en culturas distintas, ampliar tus horizontes y disfrutar al máximo.

En este artículo vamos a compartiros algunos ideas que os pueden resultar interesantes para poder encontrar la mochila ideal.

Muestrario de mochilas

Una de las formas más sencillas de poder acceder a una gran variedad de mochilas y dedicar apenas tiempo es utilizar internet. Por ello, te vamos a recomendar que eches un vistazo a la web https://mejoresmochilas.org, una página diseñada para ofrecer un muestrario completo y que ha ido adquiriendo popularidad. Podrás ver cómo están organizados los modelos por marca y por funcionalidad, para que te resulte sencillo acceder a un pantallazo general de la disponibilidad del mercado de hoy en día.

 

Elige una mochila que se adapte a tu cuerpo

La forma de elegir adecuadamente una mochila es medir el largo de y tu columna vertebral, desde la base del cuello hasta la parte superior de tus caderas, y hacer que esta distancia coincida con el respaldo de la mochila. Los beneficios que trae este detalle serán muchos.

Por ejemplo, si debes pasar horas en terminales o aeropuertos de espera, no sentirás mayor incomodidad en cargar con tu bolso. De esta forma, evitarás exponer la mochila a robos.

Elige una mochila que se adecue a tu viaje

Esta aseveración puede resultar confusa:

¿De qué forma se tiene que adecuar al viaje? Las variables a analizar son muchas y puedo ayudar a esclarecer el panorama.

Primero, piensa en el clima y las temperaturas de la zona a donde viajas. Si el lugar es frío, posiblemente necesites una mochila impermeable, o mejor aún, que incluya una funda para la lluvia. En cambio, si vas a un espacio muy caluroso o tropical, tal vez tengas que considerar la importancia de una tela transpirable que no incomode en la espalda.

Segundo, piensa las actividades que vas a hacer. Si viajas a una ciudad, posiblemente necesites un modelo amplio, pero no deportivo y prefieras lucir elegante. También, si vas a una reunión de negocios, es posible que la elegancia sea una de las exigencias. En cambio, si vas a adentrarte en la naturaleza, necesitarás un modelo que sea resistente a posibles arañazos o caídas, también, liviano para que puedas caminar cómodo y ligero y llevar tus pertenencias. Incluso, necesitarás tomar agua y tal vez una bolsa de hidratación sea conveniente.

Relación entre la mochila y la maleta

Si pensamos que nuestra estancia va a ser de varios días o unas semanas, incluso meses, es posible que complementemos la mochila con otro elemento sustancial, una maleta. Y la relación entre estos dos elementos es clave al momento de la compra.

También puede ser que prefieras viajar con una mochila de acampada, que son aquellas que tienen hasta 60 litros de capacidad que se han vuelto populares en los últimos años por acompañar a viajantes de todo el mundo en sus travesías. Ya ves, entonces, que hay tres opciones para viajes largos:

  • Viajar con una maleta y una mochila de 30 litros o más (aprox.): especial para viajes a otras ciudades, en los que necesitas tal vez, quedarte un tiempo prolongado durante el cual harás excursiones y travesías menores, pero que tal vez lleven días enteros. Entonces, necesitas una buena mochila para moverte con comodidad durante los paseos.
  • Viajar con una maleta y una mochila pequeña: es efectivo cuando necesitas un bolso para llevar tus pertenencias durante el día además del espacio en dónde dejarás la ropa y tus pertenencias importantes. Por ejemplo, si viajas a una ciudad y quieres salir de compras por unas horas y llevar la billetera, el teléfono y tal vez algo para tomar.
  • Viajar con una mochila de 60 litros o más (aprox.): si planeas un viaje en hostales y por muchas ciudades en las que cargar con una maleta puede resultar incluso un impedimento a la hora de conocer nuevos lugares, estas mochilas deportivas son una buena opción. Claro que en estos casos se prioriza la comodidad y no la elegancia.

Accesorios importantes

Material resistente al agua: Si bien tu paquete no necesita ser 100% impermeable (es decir, a menos que vaya a realizar una larga caminata de varios días), asegúrate de que esté hecho de un material semi-impermeable para que no todo mojarse en una llovizna (la mayoría de las mochilas de viaje vienen con lonas que se pueden poner sobre ellas en caso de lluvia fuerte). Además, asegúrate de que el material no se mantenga húmedo durante mucho tiempo.

Cremalleras que se puedan cerrar: asegúrate de que cada compartimiento tenga dos cremalleras para que puedas bloquearlas entre sí.

Múltiples compartimentos: De esta manera, puedes dividir tus pertenencias en secciones más pequeñas para que sea más fácil acceder y encontrar lo que necesita. Por ejemplo, mi ropa está en el compartimiento principal de mi bolsa, mi paraguas y mis chanclas en la parte superior, y mis zapatos en el compartimiento separado (de esa manera no ensucian todo). Así te ahorras tener que sacarlo todo para los cambios rápidos.

Consejos para escoger una buena mochila de viaje
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar