Escrito por

El Capricho de Gaudí

El Capricho de Gaudí se encuentra afincado en la localidad cántabra de Comillas y fue construido entre los años 1883 y 1885.

El Capricho junto con la Casa Vicens de Barcelona son los primeros edificios diseñados por este magnífico artista, en los cuáles se puede ver una influencia mudéjar.

Esta obra se encuentra en las cercanías del Palacio de Sobrellano y si continúas el camino accederás al Capricho, que aunque no lo hubieras visto en fotografías sabrías que algo tan hermoso y tan distinto tendría que haber sido creado por un genio como Gaudí.

Es un edificio que por sí solo absorberá toda tu atención por la cantidad de detalles y la armonía entre todos ellos: los girasoles, los detalles hierro forjado en las ventanas y terrazas, la composición de colores y material entre ladrillo en tonos rojos y amarillos y la cerámica de color verde.

Si a todo ello le sumamos la torre cilíndrica, su irregularidad dentro de la perfecta regularidad que dibuja el edificio, los arcos adintelados, los capiteles con hojas de palmito y pájaros decorados, hacen de esta obra una visita obligada para los amantes de Gaudí y del arte.

Por ello fue declarado Bien de Interés Cultural en 1969.

El Capricho de Gaudí ha tenido distintos dueños, desde el encargo realizado por Máximo Díaz de Quijano a pertenecer en la actualidad al grupo japonés Mido Development.

No sabemos cuál será el futuro de esta maravillosa obra ni en qué manos vivirá, pero si visitas las tierras cántabras no dudes en disfrutar de tanto arte y tanta belleza con el Capricho de Gaudí.

Imágenes: wikipedia