Escrito por

Escocia, el país del whisky

escocia3texto.jpg

Escocia es uno de los cuatro países constituyentes que forman el Reino Unido.
Forma parte, junto con Inglaterra y Gales, de Gran Bretaña, dentro de la cual abarca un tercio de su superficie total.
Su capital es Edimburgo, con una población de alrededor de 500.000 habitantes, buena parte de ellos estudiantes, son mundialmente famosos sus dos festivales anuales: el Festival Internacional y el Fringe.

Denominada la Atenas del norte, es la sede del parlamento escocés y la puerta a las míticas tierras altas escocesas.

No obstante, su ciudad más poblada es Glasgow, en la costa occidental, con casi 600.000 mil habitantes y que históricamente ha constituido el motor económico de la región, aparte de ser su principal centro académico; su universidad, fundada a mediados del siglo XV se encuentra entre las más antiguas del mundo anglosajón.

El desarrollo social, cultural y económico de Glasgow durante el siglo XIX y principios del XX la llevó a ser considerada “la segunda ciudad del Imperio”.

Hoy en día, tras una recesión económica durante el último tercio del siglo XX, Glasgow se ha convertido en una moderna y joven ciudad, orientada eminentemente a los servicios, pero con el legado histórico presente en sus calles en forma de los grandes edificios de la época Victoriana.
La cultura escocesa es, en algunos sentidos, distinta a la de sus hermanos irlandeses.
gaitero.jpg

Lo que todo el mundo asocia con Escocia es el Kilt, la llamada “falda escocesa”, aunque los escoceses se sienten ofendidos por tal término.

Otro elemento importante de Escocia es el whisky. El whisky de Escocia tiene fama mundial, siendo conocido únicamente como “escocés”. La comida típica es el haggis, similar a la morcilla aunque de oveja. Se come tradicionalmente durante la Cena de Burns, el 25 de enero.

También es característica de esta tierra la gaita, considerada no sólo como un instrumento musical, sino también como un arma de guerra en el ejército británico para animar a las tropas. Escocia, igualmente, ha sido la cuna del afamado grupo británico de rock Jethro Tull, como así también del grupo Franz Ferdinand, cuyo baterista, Paul Thomson, es originario de Escocia, así como Shirley Manson la vocalista del grupo Garbage.

Si estás pensando en visitar Escocia no dejes de experimentar alguno de sus conocidos Bed and breakfast en Glasgow o Edimburgo, pues la tradición de este tipo de alojamiento tiene sus raíces en este páis.

Vía: Wikipedia