Escrito por

Parque de Timanfaya, un paisaje entre lunar y terrestre en Lanzarote