Escrito por Tendenzias

Ruta literaria: El guardian entre el centeno

Las rutas literarias son doblemente enriquecedoras, por un lado tenemos una visión de la ciudad diferente y, por otra, conocemos en profundidad los lugares protagonistas de algunas de la novelas más importantes de nuestra historia. Ya hemos hablado aquí de las rutas literarias en Castilla la Mancha.

Hoy nos trasladamos a la ciudad de Nueva York para hacer la ruta literaria de “El guardián entre el centeno”. La reciente muerte de J.D. Salinger, autor de “El guardián entre en centeno”, fue una buena excusa para que el periódico New York Times nos invitara a recorrer la ciudad de Nueva York de la mano de una de las obras más importantes de la literatura americana. Ruta que nosotros vamos a seguir hoy.

rutasalinger1

El escritor J. D. Salinger conocía muy bien la ciudad de Nueva York, de hecho, durante su juventud vivió en Harlem mudándose más tarde a Upper West Side de Park Avenue y a East 57th Street. Más tarde, y para escapar de la atención de los medios tras el éxito alcanzado por su novela, viviría en New Hampshire

El protagonista de la histoira es Holden Caulfield que se marcha un fin de semana a Nueva York antes de esperar la notificación de su expulsión de su escuela.  La Ruta según el orden cronológico de la historia comenzará en la Estación de Penn , seguida del hotel Edmont y el club Ernie’s. Y así hasta terminar en el Carousel de Central Park. Si por el contrario quieres hacer la ruta empezando por Central Park lo ideal es anotar en el libro el distinto orden y en cada lugar releer el fragmento indicado.

Para una completa guía de los fragmentos y lugares de la ruta literaria  consulta el mapa interactivo original elaborado por New York Times basado en  el libro de Peter G. Beidler’s book, “A Reader’s Companion to J.D. Salinger’s The Catcher in the Rye” (Coffeetown Press, 2008).

El rotativo americano New York Time tiene previsto cobrar por los contenidos en un futuro, recuerde que puede que los contenidos enlazados por este post no estén disponibles sin previo pago.

Fuente y fotos| New York Times

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos