Escrito por

Balnearios en Eslovaquia

Eslovaquia ha visto reconocidas las propiedades de sus aguas termales por turistas de toda Europa que visitan sus balnearios anualmente. La riqueza y particularidad de sus aguas termales hacen imprescindible una ruta termal en nuestro viaje por Eslovaquia. La reciente incorporación al euro de este país centroeuropeo nos facilita la visita a este país ya que no es necesario el cambio de moneda.
En Eslovaquia hay más de 1000 fuentes termales que se usan un más de una veintena de balnearios medicinales y Spa. Algunos de los más interesantes son, por ejemplo:

sklene teplice

El Balneario de Sklené Teplice. Famoso por su caverna termal conocida como Parenica, la única de Europa donde las aguas termales llegan directamente a esta cavidad. Sus aguas contienen magnesio, calcio y sulfato por lo que son recomendables para el tratamiento de problemas de movilidad y del sistema nervioso. El precio por noche ronda los 48 euros (alojamiento y tratamiento incluidos).

logo

El Spa TrenčianskeTeplice, uno de los más antiguos y esquisitos spa de Eslovaquia. Este Spa tiene un ambiente romántico y relajado con una decoración al estilo de un Hammam turco. Se encuentra a 87 kilómetros de la capital del país, Bratislava. Las propiedades de sus aguas están indicadas principalmente al tratamiento de enfermedades neurológicas y tratamiento del dolor. La temperatura de sus aguas varía de los 35ºC a los 40ºC y utilizan aguas minerales, termales y sulfatadas. El precio de la noche varía según el tipo de alojamiento y la estación de año, pero en términos generales, el precio ronda de los 36 a los 57 €.

M. Palomares
Fotos: Flickr

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos