Escrito por

Seychelles: 115 islas que valen la pena visitar

seychelles_3.jpg

Las Seychelles son un grupo de aproximadamente 115 islas extendidas a lo largo de 1.600 kilómetros en la costa del este de Africa.

Las tres principales islas (Mahé, Praslin y La Digue) son montañosas y graníticas (las únicas del mundo), mientras que el resto son atolones coralinos. A diferencia de otras ínsulas similares, las Seychelles no son volcánicas; parecen más bien ser los picos de una inmensa planicie subacuática.


seychelles.jpg
Las islas son un paraíso para la vida animal, pero en particular para los pájaros y los peces tropicales.
Hay bosques vírgenes en las zonas más elevadas de Mahé y de Silhouette (que alcanzan una altitud máxima de 500 metros), así como en el Vallée de Mai en Praslin, donde se encuentra la extremadamente rara palmera gigante de Coco-de-Mer.

Las estaciones de las Seychelles están definidas por el principio y el final de los vientos del sudeste, que normalmente soplan de mayo a octubre. El resto del año, las islas reciben la visita de los monzones, con sus lluvias, especialmente en enero. Es en Mahé y en Silhouette donde más llueve. Enero es el mes más húmedo, mientras que julio y agosto son los más secos, pero cada mes la temperatura fluctúa entre los 24° y los 31°C, y la humedad gira en torno al 80%.

La mejor época para ir a las Seychelles depende el objetivo del viaje. Aquellos que tengan pensado practicar el windsurf o la vela, podrán ir en mayo o en octubre (son los meses en los que más viento hay).

Algunas playas están en su mejor estado durante la estación de los monzones (enero), y otras en mayo u octubre. Los meses ideales para el buceo son desde marzo hasta mayo y desde septiembre a noviembre. Durante los meses de diciembre, enero, julio y agosto, los precios se disparan y los hoteles suelen estar completos. Se recomienda llevar ropa informal de algodón, zapatos cómodos, gorro, gafas de sol y filtro solar.

Las líneas aéreas locales, Air Seychelles, ofrecen vuelos regulares a Praslin, Frégate, Desroches, Bird y Denis, y vuelos chárter a otras islas. También se puede viajar en helicóptero a algunas islas. Otro medio de transporte interesante puede ser el ferry, que sale regularmente entre Mahé, Praslin y La Digue. Para islas más pequeñas, una barca bastará.