Escrito por Tendenzias

Un hotel singular en París

st_germain.jpg

Visitar la Torre Eiffel, el Centre Geroges Pompidou, Les Invalides, el Parque André Citroen….es todo un placer terrenal. Paris acoge a cualquier visitante y lo envuelve en todo su glamour y buen gusto.
Despues de un ajetreado día, bien merecemos un buen descanso y el lugar idóneo para descansar y relajarse puede ser el Hotel Buci Latin. Una magnífica ubicación, concretamente en el barrio de Saint Germain, el Latin Quarter  parisino, uno de los barrios más bohemios de la capital francesa.
Solo hay que llegar hasta la puerta para cerciorarse de que la imaginación y el sentimiento del humor son, sin duda alguna, la inspiración de este hotel parisino.

rouge.jpg

Al cruzar el umbral, encontramos unos atrevidos óleos pintados por diferentes artistas. El cliente puede gira el pomo de la puerta, lo que parece un ahora inspirada en temas oníricos. Otra de estilo naif, alguna imitando la entrada de una cabaña, el hierro forjado o las patas de un pulpo en medio del océano. En fin entrar en la habitación es como entrar en un lienzo.
Las habitaciones no tienen ángulos rectos, ni siquiera los contornos de las mesas son de 45º. Es el imperio de las curvas, que también se deslizan por las mesas y sillas e incluso en forma de hiedra, suben y se enroscan por la cabecera de la moderna y amplia cama que ocupa el centro de la habitación.
Pero lo original de este hotel no sólo se limita a los aposentos. Todas las paredes están pintadas con divertidos graffittis. Es como entrar a la boca del metro. Luces que son cometas. Libros que sirven de pies de mesa, y sobre todo un exquisito servicio y una entrañable sensación que sólo consiguen despertar los pequeños hoteles con encanto.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos